Es vox populi la ineficacia con que el gobierno de la nación está haciendo frente a las causas y consecuencias de la crisis. El partido político en el poder, demasiado ocupado en ocultar sus tramas de corrupción y proteger a sus políticos, no puede, no sabe o no quiere dedicarse a la población de su país.

Aumenta la brecha salarial, se incrementa el número de familias en riesgo de pobreza y exclusión social, aumenta el paro, los salarios disminuyen y la represión se recrudece, todo un caldo de cultivo para que la depresión y el malestar se propague entre la ciudadanía y derive en un mayor número de casos en los que la desesperación conducirá a las drogas.

Por otro lado, los recortes en los presupuestos que se destinaban a combatir y prevenir las adicciones han sido considerables, podríamos asegurar que incluso alarmantes, como si el destino de este dinero no fuera importante para la calidad de vida de la población.

La inoperancia del gobierno favorece directamente este aumento del consumo y del pequeño tráfico de drogas en nuestro país. En un intento de conseguir los elementos básicos para la familia, como pueden ser la luz, el agua, el gas y combustible para el vehículo, no son pocos los que se han iniciado en el menudeo, traficando con pequeñas cantidades, a bajos precios, para llevar algo de dinero a sus casas.

El menudeo de nuevos traficantes aumenta notablemente el número de adictos, por un lado, a consecuencia del hecho de bajar los precios para entrar en competencia con los ya establecidos, facilitando la venta de mayores cantidades y, por otro lado, entre los propios traficantes al estar en contacto con la droga, que en un 98 % de los casos acaban consumiéndola.

La relación entre nuevas drogas, crisis económica e internet

Aparentemente, no parece existir relación alguna entre estos tres conceptos, pero la realidad es que esta apareciendo un nuevo conjunto de nuevas drogas legales que aportan efectos parecidos a las ilegales, comercializándose como alternativas, y que son muy económicas y de fácil acceso con el uso de las redes de internet para conseguirlas. Ya existen 50 de estas sustancias legales o Legal highs tipificadas en la Unión Europea.

Al encontrarse en cubiertas por productos de comercialización legal, la compra de estas sustancias se realiza en tiendas online, de la forma más habitual, sin temor a ser detectados por la policía y con la ventaja que se obtiene de internet de encontrar estos productos muy económicos, pues en la red es donde se da una disminución más clara en los precios de cualquier producto.

                  Aumento de ciertas drogas tradicionales

Como en cualquier otro mercado, también en el mercado negro existen competencias de unas sustancias sobre otras. En este caso concreto de situación de crisis económica, parece existir un repunte sobre el consumo de alcohol frente a otras drogas, tanto legales como ilegales.

Esto es debido a que existe un amplio abanico de tipos de alcohol y muchos de ellos se encuentran a precios muy bajos. Esta es la droga que más crece en consumo, pero otros compuestos como el cannabis, los alucinógenos, los tranquilizantes e hipnosedantes sin prescripción médica también sufren un cierto incremento, pues muchas de estas drogas son creadoras de paraísos momentáneos que hacen olvidar la situación de precariedad en que se vive.

Consecuencias

El consumo de sustancias asociadas a la crisis suele incrementar también las consecuencias en las carreteras. Aproximadamente un 50 % de los muertos en accidentes de tráfico en España había consumido alcohol, drogas o psicofármacos. El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses apunta “una tendencia al alza” en el porcentaje de positivos de ese tipo.

El efecto social más evidente y preocupante del consumo de drogas está en el número de personas afectadas en diferentes grados y naturaleza por problemas de drogadicción.

Por ejemplo, con datos de la Junta de Andalucía, se atienden de media a más de 63.000 personas por adicción a algún tipo de droga, de las cuales alrededor de 25.000 fueron nuevas altas en los diferentes programas de tratamiento.

En cuanto a las confiscaciones de drogas superan ampliamente las 400 toneladas. España es el país de Europa que más cocaína, resina de cannabis y plantas de marihuana incauta, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes. Y es que España representa el muro de contención de toda la droga que llega a Europa y al resto de países en crisis, los cuales sufren una afección similar.

Datos del 2017

En este año que termina se ha generado un incremento de un 1% de la tasa de paro a nivel regional, el cual se asocia directamente a un incremento de 0,7 puntos porcentuales en la probabilidad de que los jóvenes consuman cannabis. La misma cifra se repite para las nuevas substancias a las que hemos hecho referencia.

Los efectos marginales son más pequeños cuando utilizamos la tasa de paro juvenil en lugar de la tasa de paro relativa al conjunto de la población. Aun así, no son cambios desdeñables si pensamos, por ejemplo, en el desmesurado aumento del paro durante la crisis en España.

En segundo lugar, los cambios en las condiciones macroeconómicas se relacionan con cambios en la percepción que los jóvenes tienen de la dificultad (o facilidad) de acceder a determinadas sustancias. El aumento de la tasa de paro tiene una clara relación con un mayor número de jóvenes no consumidores que afirman que obtener éxtasis, cocaína o heroína es más difícil por la falta de recursos, pero cuando el análisis se realiza entre los jóvenes que verdaderamente consumen, los resultados son claros; a más paro, más fácil resulta el acceso.

Recuerda que si quieres mantenerte informado sobre estos y otros temas relacionados con el mundo de las drogas, puedes visitar la web de Narconón Mediterráneo, los máximos expertos en el tratamiento y rehabilitación de todo tipo de adicciones a sustancias químicas en http://www.narcononmediterraneo.com/ y, si tienes algún tipo de problemas con ellas o conoces a alguien que necesita ayuda debido a este terrible mal, disponemos de un número de teléfono para atenderte personalmente 955286026 o, si lo prefieres, también tienes la opción de dejar un mensaje en el correo electrónico Info@Narcononmediterraneo.com.